promo 40 alianzas

promo 50 anillos          logo orli white

phone icon 930 185 619
whatsapp 663 35 62 82
Orli Taller del Diamante, ganador Wedding Awards 2017 Bodas.net
bodas

descarga

 

Aunqué aparentemente son muy similares, una circonita y un diamante no son ni de lejos lo mismo. En el siguiente post, te contamos algunas de sus principales diferencias, para que aprendas a distinguir ambas piedras. ¡Atento!

Sabías que... ¿La circonita no es la mejor imitación del diamante? Aunque se trata de la más popular, por su mejor relación calidad-precio, la imitación más verosímil del diamante es la llamada moissanita, un mineral muy poco común en el mercado.

  • La principal diferencia entre una circonita y un diamante radica en su composición. Mientras que el diamante es la estructura cúbica cristalina del carbono, la circonita esá compuesta por óxido cristalino blanco de circonio o dióxido de circonio. Por tanto, el diamante es una piedra natural y la circonita como mineral, raramente se encuentra en la naturaleza.

 

  • Dentro de la escala de dureza o de Moos, donde el diamante tiene un 10, la circonita ocupa una octava posición, por lo que también puede considerarse un material de elevada dureza. No obstante, un diamante difícilmente se rallará mientras que una circonita se podrá rallar con facilidad con diferentes elementos. Así, con el paso de los años, el diamante permanecerá intacto y la circonita estará rallada y habrá perdido su brillo.

 

  • Por otro lado, el diamante se ensucia más rápido que la circonita por su poca porosidad y su notable lipofilia, o atracción de la grasa con facilidad. Esta propiedad hace que también resulte más difícil empañarlo.

 

  • Los diamantes, por su composición, tienen un índice de refracción muy elevado, mientras que en el óxido de circonio éste es más bajo. Como prueba, si sumerges un diamante en agua, podrás ver claramente diferenciada su forma y sus facetas. Si haces lo mismo con una circonita ocurrirá igual que con el cristal, que se vuelve translúcido y transparente.

 

  • Un diamante neto y bien tallado siempre brillará más que una circonita. No obstante, las circonitas que encontramos hoy día en el mercado irradian un brillo muy conseguido. Existen incluso las circonitas llamadas talcos, elaboradas con una base plateada que provoca un mayor reflejo de la luz. Para distinguir ambas piedras a través de su brillo, nos fijaremos en las tonalidades de color que reflejan. La circonita desprenderá luz de múltiples colores, similar a las lámparas de strass, mientras que en el diamante, los colores serán más acotados, derivando hacia la gama de azules.

 

Antes de adquirir un diamante, asegúrate siempre que certifiquen sus cualidades, pues se trata de una piedra de gran complejidad. Una joya de gran valor, no sólo material, sino también simbólico, por su carácter puro y eterno. No encontrarás circonitas que tengan miles y millones de años ;) Ésta es quizás, su diferencia principal. En Joies Orli somos mayoristas e importadores de diamantes. Disponemos de un amplio stock, para que puedas escoger tú mismo la piedra que mejor se adapte a tus necesidades, analizando con detalle su pureza, su color y su calidad. Consúltanos si tienes culquier duda en la compra de tu diamante. Y sigue nuestro blog y redes sociales, donde periódicamente te iremos dando más consejos como éstos. ¡Hasta pronto!