Orli Taller de Diamantes

Educación

Claridad

Claridad

¿Qué es la claridad de un diamante?

La claridad o pureza de un diamante es la evaluación de las pequeñas imperfecciones presentes en la superficie y en el interior del diamante. Los defectos de la superficie se denominan imperfecciones, en tanto los defectos internos se conocen como inclusiones.

En la mayoría de los casos, las inclusiones no pueden ser captadas a simple vista, pero si que afectan directamente al brillo. Como las inclusiones dificultan la refracción y el retorno de la luz, cuanto más bajo sea el grado de claridad, más opaco parecerá el diamante. Es este el motivo por el que los diamantes que tienen la menor cantidad de inclusiones, así como las más pequeñas, reciben los mayores grados de pureza, y eso se refleja en el precio.

Es importante destacar que todos los diamantes son únicos, no perfectos. Se forman bajo tierra en condiciones de enorme presión y calor. Las inclusiones y las imperfecciones naturales son inevitables.

En 1953, Richard T. Liddicoat y sus colegas, establecieron el sistema de clasificación de diamantes y escala de pureza del Instituto Gemológico Americano (GIA). La escala de clasificación de diamantes de GIA se divide en 6 categorías y 11 grados de pureza. En el siguiente gráfico se expresan referentes de estas categorías, para entender a simple vista el orden que establecieron:

¿Qué factores influyen en determinar que las imperfecciones del diamante sean relevantes?

Tamaño: cuanto más perceptible o grande es una característica, menor es el grado de pureza. A medida que aumenta el tamaño de un diamante, aumenta también el tamaño de las facetas (las múltiples superficies como espejos de un diamante). Esto puede hacer que las inclusiones sean más visibles. Procura priorizar un grado de pureza más alto a medida que aumenta el tamaño de un diamante.

Cantidad: es la cantidad de características que se ven con facilidad. Si tiene menos características, entonces tendrá un grado de pureza mayor.

Ubicación: dependiendo de en qué lugar se encuentre la imperfección, afectará más o menos. Por ejemplo,  ¿está debajo de la tabla (más visible) o cerca del pabellón? Esta posición convierte a las inclusiones en reflectores, que tienen un impacto mayor en el grado de pureza.

Forma del diamante: algunas formas de diamantes requieren un grado de claridad superior que otras. Los diseños de los diamantes de talla esmeralda (denominados «de talla escalonada») tienen facetas rectangulares que destacan la transparencia y permiten ver más del interior del diamante, lo que puede hacer que las inclusiones sean más visibles. Para estas formas de diamante, elija un diamante con grado de pureza VS1 o superior, para garantizar que las inclusiones no sean visibles.

Por el contrario, es posible que los diamantes en forma de corazón, pera, redondos, ovalados, de talla marquesa y princesa no requieran un grado de pureza tan alto. Talladas con un patrón de faceta brillante que refleja la luz desde muchos ángulos, estas formas ocultan muchas inclusiones de manera natural.

Tipos de talla.

¿Por qué los diamantes VS y SI tienen el mejor valor?

Si bien los diamantes sin inclusiones (FL) son extremadamente raros y los diamantes sin inclusiones internas (IF) tienen la calidad más alta de pureza, puede que quiera un diamante que no lo deje en bancarrota. Para obtener el mejor valor, seleccione un diamante con inclusiones que no se puedan ver a través de la corona sin utilizar aumento (también conocidos como diamantes sin imperfecciones a simple vista), que puede ser un diamante de grado SI o VS. Estos diamantes son mucho menos costosos y tienen el mismo aspecto que los de grados más altos.

Podemos personalizar los diamantes y el anillo para que se ajuste a tus gustos y presupuesto, para más información contactar con un asesor experto:

Call back