Orli Taller de Diamantes

Educación

Talla

Talla

¿Por qué es tan importante la talla del diamante?

Si un diamante no está bien tallado, se nos mostrará apagado, incluso si tiene un alto grado de color y claridad. Por el contrario, si está excelentemente tallado destacará su brillo (es decir, la reflexión de la luz blanca), el fuego (dispersión de la luz en los colores del arcoiris) y el centelleo (juego de contraste entre áreas oscuras y claras, el “destello”)

Tipos de tallas de diamantes

Talla brillante

La talla brillante es la distribución de facetas más popular. Está compuesta por facetas triangulares y en forma de rombo, todas ellas dispuestas con el fin de optimizar el brillo o el retorno de la luz. La talla de diamante más brillante de todas, es la de los diamantes redondos brillantes, formados por 57 o 58 facetas.

Algunas tallas derivadas de la talla brillante:

Los diamantes en talla cushion, ovalada, marquesa, con forma de pera y de corazón también se tallan usando el estilo brillante de facetado y poseen un nivel de brillo similar al de los redondos brillantes.

Talla Escalonada

Los diamantes en talla escalonada, cuentan con facetas trapezoidales colocadas en paralelo al filetín del diamante, de manera que recuerdan a unas escaleras. Este estilo de facetado realza el color y la claridad del diamante. La talla escalonada más conocida es la esmeralda.

Talla mixta

Las tallas mixtas tienen una combinación de facetas brillantes y escalonadas. En estas tallas, la parte superior es de tipo brillante y la culata se talla en galerías paralelas, como en la talla esmeralda. Actualmente la inmensa mayoría de zafiros y rubíes que se tallan en Tailandia, India o Sri Lanka, tienen tallas de este tipo, ya que las culatas talladas en galerías permiten mayor aprovechamiento del bruto, a costa de la apariencia estética de la piedra.

La anatomía de un diamante

Tabla: La faceta más grande de una gema, en la vista superior, forma un octaedro.

Corona: La parte superior de un diamante se extiende desde el filetín a la tabla

Filetín: La intersección de la corona y el pabellón define la circunferencia de un diamante

Diámetro: La medida en línea recta desde el borde del filetín de un diamante hasta el lado opuesto

Pabellón: Parte inferior de un diamante, que se extiende desde el filetín a la culata o vértice del diamante.

Culata: La faceta en la punta de la gema. La culata más exquisita no es visible a simple vista (con grado «ninguno» o «pequeño»)

Profundidad: La altura de una gema medida desde la culata hasta la tabla.

Podemos personalizar los diamantes y el anillo para que se ajuste a tus gustos y presupuesto, para más información contactar con un asesor experto:

Call back